Motor

7 consecuencias de la prohibición de vender coches diésel o gasolina en Europa

Todo parece indicar que Noruega se sumará a la lista de los países que, mediante ley, han puesto un ultimátum a los vehículos propulsados por combustibles fósiles, con el fin de cumplir los objetivos del cambio climático, y las voces a favor y en contra de esta medida no se han hecho esperar.

1Desde los apasionados defensores de la electrificación total del sector, hasta enemigos acérrimos de introducir cambio alguno, pasando por los colectivos ecologistas más radicales, que optan por la total eliminación de los automóviles, nadie parece indiferente a esta tendencia que, en un futuro no tan lejano, devendrá en la inexorable muerte de los vehículos térmicos, basados en gasolina o diésel e incluso de los híbridos.

Pero, al margen de opiniones, ¿cuáles serían las consecuencias prácticas de un porvenir en el que sólo circulen automóviles eléctricos? En Rent Bull, hemos resumido algunas de ellas para ti:

  1. En primer lugar, como todos sabemos, la sustitución de los combustibles fósiles por electricidad, reduciría enormemente la emisión de gases de efecto invernadero y la contaminación acústica, lo que afirman los expertos que conllevaría una notable reducción de enfermedades, sobre todo las de tipo alérgico y las que afectan al tracto respiratorio. Otros efectos asociados serían la reducción de la marea, la ralentización del cambio climático y la mayor conservación de nuestros ecosistemas.
  2. Los analistas del Bloomberg New Energy Finance creen que, para el año 2022, los vehículos eléctricos serán más baratos que los convencionales, debido, entre otros factores, a un aumento de la demanda, por lo que, de prohibirse la adquisición de vehículos propulsados por combustibles fósiles, cabría esperar una demanda aún mayor que conduzca a una bajada drástica de los precios de los eléctricos y en especial de las baterías.
  3. Varias compañías entrarán a competir con las que actualmente fabrican modelos de automóviles eléctricos, como es el caso de Apple, que ya se encuentra trabajando en su primer modelo, así como en la infraestructura necesaria para la circulación de estos vehículos, en su tecnología y en el software que utilizan.
  4. Derivado de lo anterior, se observará una notable mejora en aspectos como el diseño y la innovación de los automóviles eléctricos, en los sistemas de carga de baterías y la duración de las mismas.
  5. Posiblemente se podrá acceder con el vehículo al centro de algunas de las grandes ciudades que, por motivos de contaminación ambiental, han prohibido o limitado la circulación de automóviles.
  6. El mantenimiento de los vehículos será mucho más sencillo y menos costoso, ya que un coche eléctrico no tiene embrague, ni aceite, ni filtros, ni correas de distribución… lo cual supondrá una ventaja para el bolsillo de los usuarios y una desventaja para el sector, llevando previsiblemente a la pérdida de puestos de trabajo y cierre de talleres.
  7. Y, como consecuencia más importante, la completa eliminación de vehículos propulsados por gasolina y diésel, llevaría progresivamente al hundimiento de la industria del petróleo, ya que un 50% de éste se destina a la elaboración de los mencionados combustibles. Las implicaciones no serían únicamente económicas ni al nivel de las empresas dedicadas a la explotación de yacimientos, refinerías, y distribuidoras de derivados del petróleo, sino que se extenderían al plano mundial y cambiaría drásticamente el panorama de las relaciones internacionales.

holanda1Así las cosas, los efectos de la tendencia a eliminar los combustibles fósiles no son exclusivamente ventajosos ni perjudiciales, y cualquier planteamiento al respecto nos parece respetable. Lo que debe quedarnos claro, es que la completa electrificación del sector automotriz se visualiza en un futuro más o menos cercano dependiendo del país en que nos encontremos. En España, por ejemplo, no parece que el cambio se vaya a producir próximamente, pues ni siquiera ha cuajado aún la introducción de los híbridos, lo cual hace muy difícil, si no imposible, que nuestra generación vea culminado el objetivo mundial de una movilidad cero emisiones.

Compartir en redes sociales

Add Comment

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =