Motor

El Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse en honor a Meo Constantini: una leyenda a la venta

Bugatti Veyron Meo Constantini vista general frontal

“Les Légendes de Bugatti” era el nombre de la serie compuesta por exclusivos deportivos con los que la firma pretendía homenajear a diferentes personalidades relevantes para la misma. Fue así como en el año 2013 se fabricó esta joya que ha sido noticia últimamente: el Bugatti Veyron Meo Constantini, realizado en honor al aviador de la I Guerra Mundial que luego se convirtió en piloto para Bugatti.

Vista lateral del Bugatti Veyron Meo Constantini

Este Bugatti se presentó en el Salón de Dubai ese mismo año y es ahí donde ahora un concesionario pone a la venta uno de los tres únicos modelos existentes.

Características clásicas y características únicas

Tomando como punto inicial un Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse se crearon todas estas leyendas de Bugatti. Por esta razón tienen en común su motor 8.0 W16 que genera 1200 CV de potencia, su alcance de más de 400 km/hora y su carrocería descapotable.

Sin embargo, lo que más destaca de este Bugatti son los detalles que lo hacen único, como la firma del tapón de combustible hecha en láser o la silueta correspondiente a Le Mans que se muestra en la parte baja del alerón posterior.

Firma en laser en el tapon del Bugatti Veyron

El aluminio pulido y lacado acompaña al color que baña su exterior, el denominado Bugatti Dark Blue Sport, y por más impresionante que sea esta combinación, no logra deslumbrar a un interior que no deja cabo suelto en su cuidada elaboración.

Bordado en los reposacabezas se puede leer el nombre de Constantini. Este no es el único elemento que recuerda directamente al piloto, ya que también hay hueco para rememorar con detalles la Targa Florio que tanto disfrutaba el piloto.

Internamente sus puertas de cuero están decoradas con algunas ilustraciones grabadas que remiten a los años 20. Los colores, el marrón y azul presente en los laterales de los asientos o la consola central, crean una elegante conjunción en la cual tampoco falta el elefante típico de Bugatti. Todas estas características hacen de él una potente máquina que no deja de lado el lujo.

Detalles interiores del Bugatti Veyron Meo Constantini

Una oportunidad a la que pocos pueden acceder

Aunque ya hace unos años que tenemos constancia de esta obra de arte, volviendo a ver las imágenes no cabe duda de que es una joya digna de todo coleccionista. Su precio de más de 2,5 millones de dólares lo convierte en un sueño para cualquier amante de coches encantado de hacerle un hueco en su garaje.

Compartir en redes sociales

Add Comment

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 15 =