Motor

Mike Tyson subasta su Ferrari F50

Mike Tyson sigue dando que hablar. El legendario boxeador, campeón del mundo de los pesos pesados,  entre finales de los 80 y principios de los 90, es noticia de actualidad al saberse que Sotheby’s va a subastar su Ferrari F50.

Este modelo es uno de los más exclusivos de la marca italiana, de hecho sólo se fabricaron 349 unidades de las cuales solo 50 fueron vendidas en Estados Unidos. Por tanto, a la inicial exclusividad del modelo, se le añade un atractivo especial para los mitómanos, por pertenecer a uno de los personajes más célebres del mundo del deporte, tanto por sus éxitos en el ring como por sus fracasos fuera de él.

Estamos hablando de un modelo dotado de un motor de 520 CV, con centralita Bosch Motronic, cambio de 6 velocidades y el propulsor que usaba la escudería italiana en sus monoplazas de Fórmula 1. Además puede pasar de 0 a 100 en tan sólo 3,7 segundos, pudiendo alcanzar una velocidad punta de 325 km./h. Además se le pueden sumar otros detalles característicos de la marca del Cavallino Rampante, como el certificado de autenticidad Ferrari Classiche, libro de mantenimiento, capota rígida y kit de herramientas. Igualmente destacable es su exclusivo sistema de escape Tuby, que le proporciona un sonido al motor único en el mundo.

Mike Tyson fue su primer dueño, y si bien posteriormente tuvo algunos más, se encuentra en un excelente estado, ya que ha sido especialmente cuidado y sólo se le han hecho 9.163 kilómetros de rodaje. Incluso alguno de los dueños posteriores que tuvo el modelo, le realizaron modificaciones y/o actualizaciones que le otorgan un extra de calidad.

La subasta se realizará por parte de la prestigiosa casa RM Sotheby’s, y tendrá lugar en el transcurso del Concurso de Elegancia de Amelia Island (Florida) los días 10 y 11 de marzo, y por los que la sociedad de subastas espera obtener entre 2,07 y 2,26 millones de euros. En caso de llegarse a estas cifras, lo convertirían en el segundo más caro adquirido en una subasta, únicamente por detrás de otro Ferrari F50, que se vendió por 2,8 millones, si bien éste tenía la peculiaridad de ser de color negro.

Por tanto, en la subasta del exclusivo Ferrari se aúnan diferentes connotaciones que lo hacen especialmente atractivo: la exclusividad, el haber pertenecido a un personaje de leyenda y el excelente estado en el que se encuentra el vehículo. Seguro que el vencedor de la subasta queda plenamente satisfecho con su adquisición.

Compartir en redes sociales

Add Comment

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + cuatro =